Home / Deportes / A las cinco en punto, la Liga – El Mundo

A las cinco en punto, la Liga – El Mundo

A los hinchas de 30 -años- en adelante, los partidos a las cinco de la tarde le traen recuerdos de sobremesa apresurada de domingo, de bolsas de pipas, del humo de los puros, del olor a hierba y del papel Albal del bocadillo. El fútbol de antes, el fútbol de no hace tanto, regresa en el Vicente Calderón, donde se juega la Liga entre el primero y el tercero, separados apenas por tres puntos, también como antes, cuando el Atlético vivía en las alturas de la competición sin ser considerado, así lo es hoy, algo extraordinario.

Hace muchísimos años que, a estas alturas, jornada 26, no se medían los dos equipos de Madrid y ese duelo significaba dirimir buena parte de la Liga. De hecho, habría que regresar a la jornada 35 de la temporada 91/92, cuando el Real Madrid, líder con 49 puntos, recibió al Atlético, que era segundo con 48, y el partido acabó 3-2 para los blancos. Hoy el Real Madrid es líder, pero lo es desde hace apenas una semana y apenas dispone de tres puntos de ventaja sobre el Barcelona y sobre un Atlético consciente de que, ganando, será él quien se coloque primero en la clasificación, al menos hasta que juegue el Barcelona, que también, si gana el Atlético y se impone al Almería, terminaría el domingo como líder, así está este torneo, mucho más interesante para el espectador que los anteriores.

En nada de eso piensa un Real Madrid enfebrecido, delirante su racha de 27 partidos consecutivos invicto -su última derrota fue en el Camp Nou, va camino de una vuelta, el 26 de octubre- y con el propósito de dejar al menos a uno de los rivales a seis puntos, una distancia susceptible de ser definitiva, por mucho que Ancelotti quisiera despejar ese calificativo para hablar del partido. Tampoco Simeone aceptó que una derrota deje a los suyos completamente fuera de la lucha por el título, aunque tiene mucha pinta de eso. El Madrid se agarra al pasado y al presente. Al pasado porque acumula 15 años sin perder en el Calderón, porque Cristiano ha marcado 11 goles en 11 derbis y porque viene de ganar hace 10 días allí, bien es verdad que ante un rival desdibujado. Al presente porque, escrito está, no recuerda una derrota, porque Ancelotti ha dado con la tecla, con la evidente -la potencia de los tres de arriba- y con la que no lo es tanto -el trabajo de Modric y Di María por detrás para dar estabilidad al equipo-, y porque, recuperado el respeto por el Atlético -así lo demostró la semifinal de Copa-, la intensidad con la que sale a los derbis iguala la del rival y los blancos disponen de más calidad para solventar los partidos. Carlo Ancelotti, al contrario de lo que suele hacer habitualmente, no confirmó quién jugará y quién no, aunque no va a haber ninguna sorpresa más allá de los laterales, donde se intuye a Arbeloa por la derecha y falta por saber si será Coentrao o Marcelo quien juegue en el otro costado, con más opciones para el portugués.

Ejerce de anfitrión el Atlético que, puestos a buscar, también tiene derecho al optimismo por el pasado y por el presente. Por el pasado más reciente, eso sí, el que dice que con la final de Copa -17 de mayo- y con el partido de ida en esta Liga rompió otro montón de años sin ganarle al rival preferido de la afición. Por el presente también puede emerger el Atlético, un equipo armado, fácilmente reconocible y que, a su manera, sin demasiado esmero en el cuidado de la pelota, ha creado una forma de jugar que lo tiene a tres puntos del primero de la Liga, “algo por lo que hubiéramos pagado a principio de temporada”, como reconoció Simeone. Ha perdido cuatro de los últimos seis partidos, probablemente pagando las consecuencias de no haberse relajado en ninguna competición y de haber jugado con apenas 13 futbolistas desde que arrancó la Liga, a finales de agosto, hace mucho tiempo ya.

A cambio, Simeone ha dispuesto de toda la semana para preparar el partido, al contrario que el Real Madrid, que pese al escaso desgaste al que le sometió el Schalke, tuvo partido el miércoles. El técnico argentino del Atlético ha aprovechado estos seis días para insistir en un trabajo táctico que dentro del vestuario resumen en “hacer un partido inteligente”. Traducido: el Atlético no va a salir a echarse encima del Madrid. Va a afianzarse en lo que ha sido su esencia desde que llegó el actual entrenador. Un repligue intensivo, muchas ayudas y buscar los espacios para tirar los contragolpes, con obsesión por impedirle hacer eso mismo al Real Madrid. Para ello Simeone va a recuperar su dibujo habitual y a su alineación tipo, con la inclusión de Raúl García en el lugar de Villa, un desplazamiento progresivo a lo largo de la temporada. Es el mismo equipo que ganó en la final de Copa y en el derbi de Liga, y partirá con las mismas premisas que entonces.

En juego, la Liga, o al menos buena parte de ella, y el foco en Diego Costa y sus peleas con la defensa.


deportes en Argentina – Google News

About admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll To Top
maltepe escort | kartal escort | anadolu yakası escort | maltepe escort | bostancı escort
kadikoy escort kartal escort maltepe escort atasehir escort maltepe escort kartal escort pendik escort kadikoy escort goztepe escort